es un nuevo concepto en coloración nacido de la fusión del brunette (moreno) y blonde (rubio) 

Este nuevo estilo  consiste en mezclar los destellos dorados del rubio con los matices intensos de una base morena. Es algo así como una evolución de las mechas “golden dark blonde”, pero con mayor juego de tonos en la parte media de la melena. El objetivo es conseguir un tono miel o caramelo, en el que la raíz es la parte más oscura, con tonos castaños, y las puntas se mantienen doradas.

.

¿CÓMO CONSEGUIR UN BRONDE?

No hay una clave ni tono exacto para lograr un perfecto tono bronde. Cada color de piel necesita partir de un tono apropiado para que el resultado sea favorecedor. Lo importante es que la mezcla de marrón y dorado ilumine la cara y de un aspecto natural.

Si las mechas californianas nos permitían espaciar nuestras visitas a la peluquería (porque esas raíces oscuras eran parte del “look”) con el bronde puede pasarnos algo parecido.

 ES IDEAL PARA:

Aquellas que se cansaron del rubio con mechas oxigenadas, pero no quieren convertirse en morenas de un día para otro. ¡Esta es la transición perfecta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *